Cómo citar
Montaño Bello, A. (2010). El agua, la arquitectura y la ciudad. EXPEDITĬO, (4). Recuperado a partir de https://revistas.utadeo.edu.co/index.php/EXP/article/view/713

Resumen

Desde el origen mismo de las ciudades –aproximadamente desde el período Neolítico, entre los años 10.000 a.C. y 8.000 a.C.– se ha procurado que los emplazamientos donde éstas se ubican se encuentren cercanos a fuentes de agua abundantes y de calidad. Por lo general, los primeros asentamientos se localizaron a la orilla de algún río, cerca de determinado cuerpo de agua superficial –como un lago o un manantial– y, cuando no existía tal posibilidad, se buscaron fuentes subterráneas a través de la construcción de pozos.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Sistema OJS - Metabiblioteca |